blogger facebook google pinterest soundcloud twitteryoutube

Chirunda

Chirunda

 

 Colaboración Especial de Serafín Andrés Serrano Peláez  

ZOCOTEACA DE LEÓN OAXACA; no es tan solo un lugar de costumbres y tradiciones, ni de gente amable y tierras fértiles, también se destaca por historias fascinantes de la revolución, la conquista. Tierra habitada por indios amusgos, pero dominada por el Rey Mixteco de Tututepec. Posteriormente con la llegada de los españoles, se dieron diversas mezclas de culturas, debido a que con ellos llegaron los negros, hombres fuertes que traían como esclavos.

Derivado de éstas mezclas, se cuentan historias o quizá leyendas. Existe una, que con tan sólo recordarla me causa una serie de emociones, que me enchinan la piel. En aquellos tiempos cuando el dominio español se daba en ésta región, estas tierras eran propiedad de un español llamado don Guillermo o don Antonio de León, no hay una referencia exacta. Pero se cuenta que éste era dueño desde la mixteca alta hasta la baja, que llega hasta la costa. Él radicaba en la ciudad de Oaxaca y desde ese lugar, le era muy difícil poder controlar su riqueza, así que se vio obligado a traer de España a gente de su confianza, que ubicó en lugares estratégicos, como Amusgos, Pinotepa, Putla y Zocoteaca.

A Zocoteaca llegó una de estas familias con algunos otros españoles de bajo linaje, con la obligación de tratar con rudeza a los habitantes de la zona. Estas personas trajeron sus costumbres y también una forma radical de gobernar al Pueblo. Una de las cosas buenas, fue la construcción de un gran rancho, que como obra principal tenía a la casa de gobierno, de lado izquierdo la cárcel, con fuertes barrotes de madera de roble y al lado derecho una aula, donde se pretendía educar solamente a la gente de razón, un poco más a la derecha, un teatro hermoso para la zona y para su tiempo y enfrente una iglesia, con una gran torre y dos enormes campanas.

Con una de estas familias vino una joven muy bella, de nombre Catalina hija de Don Pedro, se dice que sus ojos eran tan claros como la luz de un nuevo día, de movimientos elegantes y seguros, dando muestra de una muy buena educación, que a diferencia de los otros, ella si trataba bien a la gente, procurando integrarse, de convivir y aprender de ellos. Mientras que los otros hacían trabajar a los indios, negros y mestizos de forma inhumana, con salarios miserables y a veces ni les pagaban o sólo les daban una jícara con maíz para que comiera su familia

Entre estos trabajadores se destacaba un joven que ya era una mezcla de la cultura negra y amusga. Un hombre fuerte y bien parecido, de corazón noble y muy apreciado por todos, de nombre Julián. No pasó mucho tiempo para que la joven dama lo descubriera, la casualidad los unía. En una ocasión, ella al verlo, levantó sus bellos ojos sobre la silueta del joven y lo siguió con la mirada. Él al sentir la mirada voltea y la descubre, ella al verse descubierta agacha la cabeza y sigue su camino sin voltear. Él joven mestizo dejó de hacer lo que hacía y a corta distancia comenzó a seguirla.

Se veían todos los días con ansiedad, no podían estar él uno sin el otro, a diario se juraban amor eterno. Aquel romance lo conocía todo el pueblo, hasta que la noticia llegó a oídos de Don Pedro y comenzaron los problemas. Pues lo que menos quería éste señor, era que su hija se mezclara sentimentalmente con la indiada. Inmediatamente Don Pedro, le prohibió terminantemente el romance con él joven mestizo. Le hizo ver que en el lugar habían otros muchachos de su linaje, con quien ella podía hacer una familia, gente como ella y no la indiada, le decía repetidamente, ¡nosotros somos gente de razón! Pero ella estaba enamorada y nada ni nadie podía cambiar lo que su corazón sentía. Así que a pesar de todo se siguieron viendo.

Los enamorados al darse cuenta de que no era fácil continuar viéndose como hasta ese momento lo hacían, tuvieron que cambiar sus puntos de reunión constantemente para poder estar juntos.

El rechazo y repudio se fue haciendo más grande día con día. Así que para poder estar juntos los jóvenes, tuvieron que irse más lejos. Él joven mestizo encontró un lugar muy bonito en el río, llamado hasta la fecha como la Poza de la Mula. Aquí se junta al río un arroyito que baja de la montaña. Éste río corre por en medio del pueblo, siendo vital para los habitantes del lugar.

Pasaron varios meses sin que los jóvenes fueran molestados, mientras ellos seguían reuniéndose en éste lugar. Sus planes eran de boda, aunque tuvieran todo en contra.

A cuatro horas de camino a caballo se encuentra la Ciudad de Pinotepa del Rey, ahora llamado Pinotepa Nacional, lugar donde acuden todas las personas a vender y comprar víveres, una zona de comercio. Ahí acudió la joven con su familia para comprar los víveres del rancho. La joven Catalina se separó discretamente del grupo y se fue a una tienda a buscar algunas cosas que sólo a ella le interesaban, pidió al dependiente que le mostrara algunos vestidos de novia, los observó con cuidado, con delicadeza, pero solo compró el velo, cuidadosamente lo ocultó en su bolso y luego se reunió de nuevo con el grupo.

Mientras tanto, en Zocoteaca de León, uno de los muchachos de linaje como los llamó el padre de ella. Tenía un romance de esos pasajeros con una joven india. En una de estas reuniones pasionales, la joven india tiene una indiscreción; le platica a su amante que los jóvenes enamorados se ven a diario en la Poza de Mula para disfrutar de su amor.

El joven amante con una sonrisa maliciosa, agradeció a la joven india la información. La joven al darse cuenta de su error, trató de corregirlo, diciéndole que eran otros, que no eran los mismos, que no fueran hacerles nada. Pero ya era tarde, el joven amante sólo la escucho, la vio nerviosa y hasta temerosa, luego salió como loco a buscar a sus amigos sin importarle las suplicas de la india.

La joven india, con la angustia reflejada en su rostro, corrió a informar a sus amigos de su error, buscando desesperadamente la forma de ayudar a la pareja de enamorados. Pero no le hacían mucho caso, debido a su comportamiento ligero con los hombres. Sin embargo algunos, los más allegados accedieron a escucharla.

La pareja, sin imaginar todo lo que ocurría a su alrededor, tal como lo hacían todos los días, se reúnen en su lugar preferido. Ella, sonriente, enamorada y con gran emoción le muestra el velo que había comprado en Pinotepa. Julián notó su alegría y le dijo, ¡pero el vestido te lo compro yo!, ¡ya tengo casi todo listo para la boda!, nos casamos, ya hablé con el padre Arturo y a tus Papás no les va a quedar de otra, nos aceptan o nos vamos a vivir a otro lado. Ella le contestó con una sonrisa. Se ven tan felices que no se dan cuenta de que son observados. Ocultos entre la maleza se encuentran los jóvenes de linaje, estos se van acercando sigilosamente, tratando de sorprender a la pareja. Pero el joven Mestizo, acostumbrado a todos los sonidos y olores del campo, los descubre, se levanta inmediatamente y toma su machete para proteger a su amada.

Los jóvenes al verse descubiertos, abandonan su escondite y van saliendo uno por uno, lentamente, armados con palos, uno de ellos porta un machete al cinto y otro un mecate al hombro. Con risas burlonas rodean a la pareja. el joven mestizo se muestra desafiante, dispuesto a enfrentarlos, aún así les grita que los dejen en paz, pero no le hacen caso, también Catalina llorando les suplica que no hagan nada, pero parece que esto enardece más a éstos muchachos, uno de ellos lanza un garrotazo al joven Mestizo, tirándole el machete de la mano, los otros aprovechan el momento para irse sobre él, la pelea es desigual, lo golpean salvajemente ante los gritos de imploración de la dama, después lo amarran de un árbol y voltean a ver a la dama. En ese momento llega la joven india con sus amigos, pero al ver tal escena, prefieren quedarse a la distancia y no meterse al ver que la joven Catalina era despojada de sus ropas y violada salvajemente por cada uno de los jóvenes de linaje, ante los ojos del joven Julián, que hacia todo lo que podía para desatarse, al fin lo logra y se abalanza sobre el que en ese momento violaba a su novia, pero otro joven lo sorprende dándole con un palo en la cabeza, eso no impide el ataque de Julián que rueda por la tierra con su agresor, pero otro joven agresor saca un cuchillo de esos como para matar puercos y se lo encaja por la espalda a Julián, él joven Mestizo todavía alcanza a darle un manotazo al joven del cuchillo, votándoselo de la mano, luego se derrumba, cae al suelo sin vida, ante él llanto de su joven y bella amada Catalina.

La dama le gritaba a los indios que le ayudaran, pero no hicieron nada, el joven mestizo ya sin vida, es arrojado al río. Los gritos de Catalina son desesperados mientras sigue siendo violada con lujuria y salvajismo. Él último que pasa, es el que porta el machete al cinto, se lo quita y lo pone al lado mientras que los que la sujetan le gritan que se apure, ella, ya sin presentar lucha, deja sueltos sus brazos y todo su cuerpo, mientras que es violada, los que la sostienen se dan cuenta de que ya no presenta lucha y deciden soltarla. Pero ella, ya con la manos libres, logra alcanzar el machete, lo empuña con mucha fuerza y al momento que lo jala es descubierta por éste, ¡que dijiste a este ya me lo fregué! pues no. Cuando la frustración la invade descubre que el cuchillo que Julián le votó de las manos a su agresor estaba abajo de una ramita junto a ella. Sin titubear lo toma y le da un tajo mortal a su agresor en el cuello, la cabeza rueda por el suelo a lado de ella, la sangre y el tronco del cuerpo caen sobre su pecho. Todos se quedan sorprendidos, ella empuja el cuerpo de su pecho con una mano, después toma también el machete y se incorpora lentamente con su cuerpo desnudo y mancillado, ensangrentado y camina lentamente con el machete en la mano izquierda y el cuchillo en la otra, con actitud desafiante hacia los jóvenes de linaje, les lanza un grito aterrador. ¡Me voy a vengar de todos! Lentamente voltea hacia los indios ¡Me los voy a llevar a todos! Nadia hace ni dice nada, sólo miran aterrados, después busca su velo de novia, le limpia un poco la tierra, luego se lo coloca suavemente, todo su cuerpo está desnudo, camina por la orilla de la poza, con su velo puesto; machete y cuchillo en mano, mira el agua del río, luego voltea hacia el cielo, como pidiéndole perdón a Dios, atraviesa su corazón con el cuchillo, su cuerpo ensangrentado se derrumba sobre la poza, la corriente del río se la lleva lentamente como lo hizo antes con su amado. Todos se quedaron inmobíles, quizás arrepentidos de lo que habían hecho, después de ese día, nadie quería hablar de nada, todos cargan su culpa en silencio, el argumento que le dieron al padre de ella y a la demás gente, es que se había ido del pueblo a vivir a otro lado con el joven Mestizo, que algún día regresarían a pedir el perdón.

Después de esa lamentable fecha, han sucedido cosas inexplicables, cosas que se vuelven terroríficas, mucha gente cuenta y sucede hasta la fecha, que han visto a una mujer de gran belleza, desnuda, sólo cubierta por un velo de novia, caminar en el aire por el pueblo. También dicen que si un hombre le mira a los ojos, caerá sucumbido ante su gran belleza, perderá su voluntad y la seguirán, ella los guiará hasta el río y en la poza de la mula los perderá. Después amanecen muertos, como si se hubieran ahogado. Sus apariciones las hace por las calles y caminos del pueblo. Los que la han visto, recomiendan que jamás le miren a los ojos, porque caerán embrujados por su belleza y perderán toda su voluntad. Que ella se los llevará hechizados y jamás los volveran a ver. También cuentan que sus apariciones son repentinas y lo hace en cualquier lado del pueblo y donde más lo hace es en la poza de la mula a las doce de la noche, le han visto caminar sobre el agua con su belleza deslumbrante por la luz de la luna.

La Chirúnda, así se le dice en toda la costa a una mujer desnuda o Chirúndo a un hombre desnudo.

En la actualidad podemos decir que es sólo una leyenda, son muy pocas las personas que llegan a contar esta historia, otras argumentan que sí le han visto y de inmediato se les enchina la piel.

El tío Juan hermano de mi Papá, me contó en una ocasión y yo si le creo, que era una tarde soleada en su casa, que estaba a un lado de la mía, él descansaba en su hamaca que tenía en el corredor y medio le quería agarrar el sueño, que serían como las tres de la tarde, llamó su atención una sombra que paso como sobre él y al voltear, ahí estaba la mujer Chirúnda, caminando en su patio, pero que sus pies no tocaban el suelo, iba como en el aire, me platicó que era una mujer de gran belleza y su velo blanco que le cubría el rostro, una visión maravillosa, pero luego recordó lo que decía la gente y evito verla a los ojos, solo la admiró y lejos de sentir miedo la siguió con la mirada, se le quitó el sueño, se incorporó, luego la vio alejarse. Hasta en ese momento sintió como el miedo recorrió su cuerpo. La Chirúnda, no sé que será, cuento, leyenda o solo la imaginación de la gente, pero vive aquí, aquel romance de Julián y Catalina, en el pueblo de Zocoteaca de León.

 

Visita nuestra tienda en línea y conoce México con nosotros

 

Publicado en BANNERS FP

#PretextosParaViajar a Oaxaca

 

Julio mes de la Guelaguetza

 

BANNERGuelaguetza2014F0

BANNERGuelaguetza2014F0

 

Oaxaca es una de las ciudades coloniales más hermosas del país y Patrimonio Mundial de la Humanidad; un paraíso cultural que regala al mundo una de las fiestas más importantes y famosas: La Guelaguetza.

Guelaguetza es una palabra zapoteca que significa ofrenda o presente; es un acto de dar que siempre será correspondido. Es la fiesta tradicional más grande de América; es una celebración tradicional del estado de Oaxaca en donde las 8 regiones del estado ofrendan al mundo sus bailes, sus trajes típicos, sus tradiciones y los productos de cada región.

 

BANNERGuelaguetza2014F1

BANNERGuelaguetza2014F1

 

Los Lunes de Cerro se festeja los dos lunes posteriores al 16 de julio y su origen se remonta al año 1932; cuando las etnias del estado se reunieron para convivir después del festejo a la Virgen del Carmen y desde este año La Guelaguetza se lleva a cabo.

Cada comunidad tiene sus propias celebraciones de Lunes de Cerro pero el centro de este magno evento está en la hermosa Ciudad de Oaxaca de Juárez en el imponente auditorio Guelaguetza.

 

BANNERGuelaguetza2014F3

BANNERGuelaguetza2014F3

 

Este año se celebra la edición 82 y más de 50 pueblos se reunirán en esta hermosa ciudad para mostrarle al mundo la gran riqueza cultural del Estado. Un evento que definitivamente no debes perderte.

En el marco de los festejos de la Guelaguetza se llevará a cabo, durante 10 días en el Paseo Juárez, una fiesta de color y sabor: La Feria Internacional del Mezcal, donde podrás degustar los mezcales originarios de Oaxaca.

 

BANNERGuelaguetza2014F4

BANNERGuelaguetza2014F4

 

Los boletos fluctúan entre los 700 y 1250 pesos para algunos de los eventos que se llevarán a cabo en el Auditorio Guelaguetza; pero considera que hay zonas y eventos que continúan siendo gratuitos.

Revisa el calendario de este evento desde aquí:

GUELAGUETZA2014

 

Huidas por México, llevándote a lo mejor de México

Elige 5 ediciones de nuestra tienda en línea y paga 4

PROMOCION2

Siguenos También en:

A PINTEREST     A YOU TUBE

 

Publicado en BANNERS FP

#PretextosParaViajar a Oaxaca

 

Las Velas Istmeñas

27 de mayo

México es un país rico en flora, fauna y diversidad cultural y en este mosaico destacan nuestras tradiciones y costumbres preservadas aún por nuestros pueblos indígenas. Y Oaxaca es un claro ejemplo de la riqueza cultural que existe en nuestro país y en el mes de mayo se viste de gala y abre sus puertas para la celebración de las Velas Istmeñas.

 vela7

vela7

 

 

Esta celebración es considerada una de las celebraciones más arraigadas en Oaxaca y en Juchitán en la región del Istmo de Tehuantepec se celebra el 27 de mayo, es la más importante entre los tehuanos y se realiza en honor al santoral de la iglesia católica y es una forma de agradecer los logros y favores obtenidos durante el año. Las famosas Velas tienen su origen en las celebraciones indígenas que los pueblos mesoamericanos dedicaban a su totém, animales, plantas o fenómenos naturales que consideraban sus protectores.

 vela5

vela5

 

 

Esta fiesta dura 4 días y da inicio con la Calenda, un recorrido por las principales calles del pueblo vestidos con sus hermosos trajes itsmeños, acompañados de la música de la banda. Cuando termina el desfiles se ofrecen tamales; hay un desfile de carros alegóricos. La gente lleva carrizos verdes, ocotes encendidos, sombreros de palma, faroles hechos con carrizo y papel de china, toritos de petate, fuegos artificiales y, por supuesto, les acompaña en todo momento, la banda de música del pueblo.

 

vela3

vela3

 

Una de las actividades más esperadas es “la Entrega” , una recpeción de velas y enseres de la vela que se lleva a cabo en la entrada principal de la iglesia; también “la labrada de cera” que consiste en elaborar velas que se ofrecen al santo festejado y se reparte leche y tiras de marquesote o pan entre los visitantes. Esta celebración concluye con la quema del castillo y juegos pirotécnicos y el baile donde se cantan sones tradicionales como “la Sundanga”

 

vela6

vela6

 

 

Notas curiosas

  • Para que se lleve a cabo esta fiesta, cada gremio o familia integra una sociedad que apoya a los mayordomos que organizan este evento
  • Los mayordomos generalmente son matrimonios nativos de la región
  • La sociedad se compone de un presidente, secretario y tesorero
  • En total son 26 conmemoraciones de Las Velas que inician en abril y terminan en septiembre, pero casi todas se festejan anualmente en mayo
  • Antes fueron celebraciones religiosas en las que pasaban la noche en vela como muestra de lealtad a los santos

 

Cómo llegar a Juchitán

Lo ideal es llegar desde Huatulco, tomas la carretera 200 hasta el entronque de Salina Cruz-Tehuantepec. Después continua por la 190 hasta la desviación Tehuantepec – Juchitán de Zaragoza. La distancia total es de 195 Kms.

 

Dónde Hospedarte

En el Hotel Central en Juchitan encontrarás habitaciones desde $400 (Efrain R. Gómez No. 30. Centro)

 

Dónde Comer

En Santo Domingo Tehuantepec te sugerimos visitar la Marisqueria Boca del Río (Aquiles Serdan s7/n) los mejores mariscos de la región y a precios muy accesibles

 

Recuerditos…

Artesanías de barro negro, hamacas de hilo de seda, bolsas de cuero, artículos de palma, joyería de oro, trajes típicos itsmeños; todo lo encuentras en el Mercado 5 de Septiembre

 

Imperdible…

La “molida del chocolate” donde las mujeres machacan de manera habitual el chocolate para preparar la bebida que se reparte durante la fiesta

 

Huidas te muestra lo mejor de México

 

Acompáñanos a conocer el otro México

TIENDA

 No dejes de compartir #LoBuenodeMéxico

Publicado en BANNERS FP

 GUELAGUETZA

 

Guelaguetza es una palabra zapoteca que significa ofrenda o presente; es un acto de dar que siempre será correspondido.

Es la fiesta tradicional más grande de América; es una celebración tradicional del estado de Oaxaca en donde las 8 regiones del estado ofrendan al mundo sus bailes, sus trajes típicos, sus tradiciones y los productos de cada región.

Los Lunes de Cerro se festeja los dos lunes posteriores al 16 de julio y su origen se remonta al año 1932; cuando las etnias del estado se reunieron para convivir después del festejo a la Virgen del Carmen y desde este año La Guelaguetza se lleva a cabo.

Cada comunidad tiene sus propias celebraciones de Lunes de Cerro pero el centro de este magno evento está en la hermosa Ciudad de Oaxaca de Juárez en el imponente auditorio Guelaguetza.

Este año, La Guelaguetza cumple 80 años de existencia y tiene como embajadora a la cantautora mexicana Lila Downs, en reconocimiento a la trascendencia que la respalda como artista y por el legitimo amor que le tiene a su tierra: Oaxaca

Agenda los Lunes 22 y 29 de julio porque está fiesta estará llena de origen, tradiciones y talento.

  

Huidas por México, llevándote a lo mejor de México

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en BANNERS FP
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5