blogger facebook google pinterest soundcloud twitteryoutube

#HOTELDELMES

 

HotelMesAbrCanteraPlata5

HotelMesAbrCanteraPlata5

 

Perteneciente al programa “Tesoros de México”, De cantera y Plata es el hotel para los que gustan de viajar con mucho estilo… No, no es un hotel cualquiera, es un hotel con personalidad propia.

 HotelMesAbrCanteraPlata4

HotelMesAbrCanteraPlata4

 

Presume de una de las mejores vistas de Taxco; se encuentra en la zona residencial del Pueblo Mágico, en una típica casa taxqueña que fue cuidadosamente remodelada y rediseñada para convertirse en uno de los mejores hoteles del destino… en uno de los "Tesoros de Taxco".

 HotelMesAbrCanteraPlata2

HotelMesAbrCanteraPlata2

 

De Cantera y Plata te ofrece confort y exclusividad en cada una de sus 10 suites, un hotel para tratarte como te mereces, la arquitectura colonial de la casa y la decoración vanguardista lo hacen un lugar especial para disfrutar de Taxco:, piscina al aire libre, spa, terraza y, para terminar con broche de oro, puedes visitar su exclusiva boutique donde encontrarás diseños de plata de grandes diseñadores.

 HotelMesAbrCanteraPlata1

HotelMesAbrCanteraPlata1

 

Para deleitar tu paladar esta Punto 925, el restaurante del hotel que se caracteriza por su comida contemporánea que puedes acompañar con sus famosos "vinos de culto", puedes estar seguro que tendrás una gran experiencia culinaria ya que el Chef se ocupa personalmente de adquirir los productos de la más alta calidad y de productores locales, platillos regionales, contemporáneos y vanguardistas.

Si deseas salir y conocer Taxco, el hotel cuenta con Tour por la Ciudad con guías certificados que te llevará a conocer lo más significativo de este maravilloso Pueblo Mágico.

Así, De Cantera y Plata, por servicios inigualables, por su ubicación privilegiada y gran personalidad, es hoy Hotel del Mes y la recomendación para estas vacaciones de Huidas Por México.

 

Más información:

A WEB

A FACE

A TWIT

 

Visita nuestra tienda en línea y conoce México con nosotros

Publicado en BANNERS FP

Historia de un Amanecer

LoMagicoAndradeGro

LoMagicoAndradeGro

Por Antonio Andrade

A WEB

-Ese año en particular, mi emoción no radicaba en el descenso por los rápidos del Amacuzac en compañía de mis amigos de la infancia y mucho menos en pasar los festejos en la ciudad de Taxco, había algo más, nuevamente tendría la oportunidad de pasar todo el fin de semana a su lado y con la debida paciencia, de encontrar el momento adecuado para hablarle nuevamente de ese amor que le guardaba-

Cuando Ivonne llegó a mi vida yo me dedicaba a cazar sueños, por veces era un guerrero que libraba sus batallas con un joystick y otras tantas defendía con mi espada plástica y mi escudo de almohada el imaginario reino que se erigía cada tarde en el jardín trasero de la casa de mi madre y aunque en ese entonces no entendía realmente que el amor es algo más que esa divina devoción que puede uno tenerle a una niña de diez años, decidí nombrarla mi princesa.

Luego el tiempo comenzó a transcurrir demasiado rápido, ella dejó de frecuentar el parque donde la vi por vez primera y yo también, comencé a involucrarme en una vida de estudios truncos, de poemas mal logrados e intentos de canciones mientras ella hacía lo propio en el colegio y con la vida social, yo dejé de lado el joystick y la espada y comencé a mirar ese jardín con la simpleza propia del remedo de adulto en que me estaba convirtiendo, ella abandonó la trenza rubia, recortó su cabello y lo tiñó de anaranjado, ya casi no la pensaba y ella no me recordaba.

-En realidad no tenía un plan, simplemente dejaría que las cervezas y la noche se alinearan de manera adecuada para hallarnos a solas pero nunca sucedió, la fiesta en el centro de la ciudad comenzaba a antojarse peligrosa y decidimos volver al hotel, poco a poco los vasos de ron, los cigarrillos y las carcajadas comenzaron a envolvernos en una atmósfera ajena y sin el menor aviso, lo que yo deseaba que fuera una noche especial termino en riña, de un momento a otro ella gritaba improperios en mi contra y yo no encontraba justificación alguna para calmarla, la discusión me obligó a salir de la habitación y entre el coraje y los sopores de la borrachera me encontré caminando solitario por las calles de la ciudad-

Cuando Ivonne regresó a mi vida yo me dedicaba a cazar sueños, por veces era un guerrero que libraba sus batallas con una guitarra y otras tantas defendía con mi pluma y mi cuaderno el reino que se erigía para mí noche a noche entre escenarios y templetes de restaurantes y bares y aunque en ese entonces no entendía realmente que el amor es algo más que esa divina atracción que puede uno sentir por una chica de veinte años, decidí tomar su nombre como estandarte de mi cotidiano.

Pero nuevamente el tiempo comenzó a transcurrir a pasos agigantados, ella retomó sus estudios universitarios y se hizo novia de un percusionista medianamente afamado, yo dejé de hacer canciones, me entregué de lleno a la palabra escrita, ella se graduó en arquitectura, yo publiqué mi primer poemario, ella se mudó una temporada con un novio oportunista y yo me enamoré de una mujer que nunca –incluso a la fecha- comprendió el significado del amor, ya casi no la pensaba y ella tenía de mi un recuerdo vago.

-Esa misma noche al volver al hotel ella me esperaba, nos disculpamos mutuamente y salimos a conversar al balcón, no recuerdo en que momento decidimos abrazarnos, recostarnos y guardar silencio, solo recuerdo haber amanecido a su lado, con el sol de frente y a nuestros pies, el hermoso paisaje que mañana a mañana ofrece Taxco, fue necesario esperar unos meses más para besarla por primera y única vez-

Cuando Ivonne regresó a mi vida por penúltima ocasión yo me dedicaba a cazar sueños, ella había hecho lo propio y regresaba como pintora graduada de un largo viaje por Italia, yo había vivido con una mujer que nunca alcanzó a enamorarse de mi adecuadamente, ella había dejado crecer su cabello y lo había teñido de rojo, yo acababa de estrenar un nuevo libro y ella buscaba exponer sus cuadros en alguna afamada galería mexicana y aunque en este entonces no comprendo realmente que el amor es algo más que esa divina devoción que puede uno tenerle a una mujer de treinta, decidí enamorarme de ella.

Ahora el tiempo transcurre demasiado rápido, yo escribo sin tregua y confío en que ella continúa pintando, visito Taxco en cada nueva oportunidad y aún acostumbro sentarme en sus balcones a beberme una cerveza, esperando ya no digamos su vuelta sino al menos, reencontrarme entre sus labios.

Huidas te muestra lo mejor de México

Acompáñanos a conocer el otro México

TIENDA

Publicado en BANNERS FP